Doña Leonor de Borbón se enfrentó al pasado año a su primer discurso público durante la entrega de los premios Princesa de Asturias, dando así un tremendo paso en su camino hacia el trono. La primogénita de los soberanos, Felipe y Letizia, empezó a hacer frente a su destino, pero este año se le presenta mucho más incierto de lo que pensaba. Está condenada a reinar sin un rey a su lado… Continúa leyendo si quieres conocer todos los detalles acerca de esta controversia.

Letizia, muy nerviosa

> Doña Leonor comenzó hace justo un año su andadura al trono y ya no hay forma de detenerla. Su próximo debut supuso el comienzo de una nueva era en la que su exposición ante la opinión pública es mucho mayor, y de seguro que su madre ha afrontado esta etapa con más inquietud y nerviosismo que la propia protagonista. De hecho, la princesa de Asturias “está tranquila y muy contenta”, según comentó la mismísima reina. Su hija ha estado mucho tiempo preparándose para estos premios, que cuentan con una repercusión internacional.

Del más estricto hermetismo, doña Leonor de Borbón se volverá a postrar ante millones de ojos para pronunciar unas palabras con carácter institucional. Su padre lo hizo siendo aun más joven, con trece años, y ella afronta de nuevo este reto a punto de convertirse en una chica de quince. La niña de Letizia se hace mayor y escapará, le guste o no, de la burbuja protectora de su madre. Por fortuna para la consorte, a la infanta Sofía le aguarda un destino completamente diferente y podrá tenerla sentada en su regazo durante algo más de tiempo, al menos hasta que se convierta en una mujer adulta y deje atrás el férreo control de Ortiz.