De un tiempo a esta parte, Iñaki Urdangarin encadena una noticia tras otra. Todas ellas malas. El que fuera duque de Palma tenía todas sus ilusiones puestas en poder pasar el verano en familia y no en la cárcel de Brieva. Sin embargo, sus planes nuevamente se han visto trastocados. Aunque cuenta los días para disfrutar de un permiso, quizá luego prefiera estar aislado de la realidad.

Máxima alerta ante el momento definitivo

Infanta Cristina

> Cuando en diciembre haga la maleta para disfrutar de su deseadísimo primer permiso penitenciario, quizá Urdangarin lo único que desea es volver a estar encerrado…  La llama que mantenía vivo su longevo matrimonio está apagada y no parece que haya posibilidades de volver a encenderse. Así, desde El Nacional apunta a que quizá la infanta Cristina aprovecha esta salida de la cárcel de Brieva para plantearle la idea de su divorcio.

Una suposición nada disparatada si tenemos en cuenta que el pasado mes de noviembre, la hija mediana de los reyes Juan Carlos y Sofía, visitó a un abogado para, según Eyre, comenzar los trámites de este punto y final. Y aunque la noticia fue desmentida, lo cierto es que conviene esperar hasta finales de año para ver los movimientos de doña Cristina, quien podría tener para Iñaki este bombazo como regalo de Navidad. La venganza se sirve en plato frío y ya se sabe que, al fin y al cabo, nunca ha olvidado que su marido le fue infiel.