Tras salir a la luz el cierre de la tienda de Raquel Bollo, a esta se le suman más problemas. Quejas de algunas clientas, la sorpresa de su hijo, y los problemas económicos. Por otro lado, la relación de su ex, Chiquetete, con su hija Rocío sigue en la cuerda floja.

Se ha hablado mucho de Carmen Gahona como la culpable de la separación entre padre e hija. Por si esto fuera poco, Cotilleo.es ha podido saber que Rocío Cortés entrará mañana en el estudio para grabar un disco junto a la artista Manuela Moguer. Parece que quiere seguir los pasos de su padre…

Carmen Gahona: culpable de la mala relación de Chiquetete y su hija Rocío

La relación entre Carmen Gahona y Rocío Cortés nunca ha sido, precisamente, envidiable. Las dos personas más importantes en la vida de Chiquetete no se ponen de acuerdo ni aunque lo intenten. Rocío ha asegurado públicamente que Gahona ha sido infiel a su padre, afirmando incluso que en su día quiso volver con su madre, ex mujer de Chiquetete. Además, la define como “manipuladora, mentirosa y controladora”.

La relación no mejora. Chiquetete parece que se posiciona del lado de su pareja, con la que mantiene una relación desde hace casi dieciocho años. El trato entre padre e hija es escaso, ya que, según ella, no ha podido hablar con su padre porque su teléfono siempre lo tiene Gahona.

Por si esto fuera poco, Rocío Cortés da un nuevo paso en su carrera. Según le consta a Cotilleo.es, ha entrado en un estudio de grabación para preparar un nuevo disco junto a Manuela Moguer. Tiene muy buena voz y sus productores han apostado fuerte por ella y por su música en la grabación de este disco. Imaginamos que a Chiquetete le hará ilusión ver como su hija sigue sus pasos poco a poco.

Las redes acusan a Raquel Bollo de engañar a las clientas de su tienda

Raquel Bollo

Al final va a resultar que Raquel Bollo y Chiquetete van a estar “unidos” por los problemas. El cierre de la tienda de la colaboradora, Alba by Raquel Bollo, ha sido uno de los temas más hablados durante la pasada semana. Se habló de problemas económicos, y también se barajó la posibilidad de que simplemente cambiase de ubicación. Tras poner el cartel de “liquidación”, han llegado las críticas y los malos comentarios en las redes sociales.

Algunas de sus clientas han dejado algunos comentarios poco favorecedores sobre la tienda a través de Facebook: “una atencion pesima”,” les doy un cero, y encima no hacen devoluciones”, “la encargada me insinuó que estaba gorda”, “me deben 14 euros y no hacen más que tomarme el pelo”, o “la ropa estaba usada”.

No sabemos si es que el mundo se ha unido en contra de Raquel, o si realmente deja mucho que desear como empresaria. Nos cuesta creerlo ya que ella le ha puesto mucho tiempo y esfuerzo en ese negocio.

[/nexptage]