Conecta con nosotros

Realities

Rafa López, el cura de GH 4, confiesa su experiencia homosexual dentro de la Iglesia

Publicado

el

Rafa López se convirtió en la sensación de ‘Gran Hermano 4’ al ser el primer cura en participar en el reality de Telecinco. Quince años después, López afirma ser otra persona a la que conocimos y está dispuesto a desatar la polémica en plena Semana Santa. Fuera del armario, se encuentra felizmente casado con Ramón, su pareja, y se muestra muy crítico con la Iglesia.

Rafa López dejó el convento para concursar en ‘Gran Hermano’

Rafa López
Dejó el convento para concursar en ‘Gran Hermano’. Así fue cómo el 6 de octubre de 2002, Rafa López entró en la casa de Guadalix para vivir la experiencia junto a otros participantes tan recordados como Sonia Arenas, el argentino Matías Fernández y la pareja formada por Inma González y Pedro Oliva, que terminó ganando aquella cuarta edición. A pesar de que muchos le tacharon de mueble, lo cierto es que el zamorano quedó tercer finalista tras 102 días de convivencia.
Sin embargo, al terminar el ‘reality’, comenzó su gran aventura: colgó definitivamente los hábitos y decidió vivir plenamente su sexualidad. En conversaciones, en exclusiva, para el periodista Antonio Diéguez, de ‘Outdoor’, Rafa analiza ahora su evolución a lo largo de todos estos años y comparte todo tipo de experiencias con la Iglesia. De hecho, sin pelos en la lengua, el ex fraile habla de la hipocresía que hay dentro de la institución con respecto a la homosexualidad.
Rafa López
Esta última fotografía muestra la actual apariencia física de Rafa López. El ex ‘gran hermano’, ahora empresario hostelero, afirma para la citada web que tenía clara tu sexualidad antes de entrar en ‘GH’ “desde hace años” y que no había tenido relaciones con hombres hasta ese momento porque “tenía el voto de castidad”. 

“En los conventos hay gays reprimidos”, afirma Rafa López

El periodista Antonio Diéguez es directo y pregunta a Rafa: “Hay quien piensa que algunos curas y otras personas dentro de las instituciones religiosas son gays reprimidos. ¿Crees que es así? ¿Hay gays reprimidos dentro?”, a lo que López responde: “Sí. Muchísimos. Te podría poner hasta ejemplos y cosas que me he encontrado de cara. Claro que sí. Y no sólo reprimidos, sino gente mala, que, aun siéndolo, hace la vida imposible a otros que lo son”.
Una confesión que no dejará indiferente a nadie, que podría volver a desatar la polémica de la homosexualidad vivida dentro de la Iglesia y que llega en mitad de la Semana Santa 2018. ¿Tendrá Rafa López aún más cosas que contar?

Los más vistos

Los más compartidos