¿Dónde está la princesa Mett-Marit?

Mette-Marit de Noruega ha vuelto a la actualidad porque lleva varias semanas sin aparecer en actos públicos. El asunto ha levantado cierto revuelo y algunos se preguntan: ¿dónde está la princesa? Al parecer, la esposa de Haakon de Noruega estaría disfrutando de unos días libres, algo muy normal en las monarquías del norte de Europa: “Aquí es habitual que los miembros de las familias reales dispongan de días libres”, quien así habla es Miguel Mielgo, experto en realeza. El periodista añade a su explicación: “En el caso de Noruega, que es el que estamos tratando, a la princesa no le ocurre nada digno de mención. En absoluto se trata de un problema de salud. Si así fuera, la casa real noruega habría informado que Mette-Marit no puede atender la agenda porque está de baja. Utilizan estos términos exactos cuando se trata de algún problema de salud”.

Esta desaparición de la esposa del príncipe Haakon tan solo obedece a que en Noruega, los escolares disfrutan, por esta época, de una semana de vacaciones. Por tanto, Mette-Marit y Haakon están con sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus. A la pareja le gusta desplazarse a su casa de campo donde pueden relajarse sin testigos de vista. El hijo mayor de la princesa ya vuela solo y ahora está con su padre, quien hace un tiempo decidió ejercer la paternidad de forma responsable. Atrás quedan los años en que a la princesa le tocaba hacerse cargo de todo lo relacionado con Marius. (Foto: Jørgen Gomnæs / The Royal Court)

Otra forma de entender y ejercer la monarquía

Sorprende que en el norte de Europa nadie se queje de que los royals disfruten de días libres, algo que en España ha levantado mil y una críticas por la reivindicación de doña Letizia acerca de vacaciones privadas. Mielgo desentraña el misterio: “Hablamos de casas reales cuyos miembros son muy activos. Tienen la agenda llena de actos y están completamente entregados a esta labor. No ponen pegas a que se les hagan fotos o, si está establecido, a contestar preguntas de los periodistas. De hecho, en los actos, los periodistas estamos al lado de ellos. Los fotógrafos no necesitan zoom, con una lente de 50 mm es suficiente. Además, si les piden que posen para ti, amablemente lo hacen. Es otra forma de entender y ejercer la monarquía. Más cercana, abierta y natural”.

En cuanto a la salud de Mette-Marit de Noruega, nada nuevo bajo el sol: “La princesa sigue con los problemas de espalda que arrastra desde que se cayó hace un tiempo.  El dolor se intensifica en invierno. En cuanto al oído, está afectada de lo que se conoce por síndrome de los cristales. Formaciones de otolitos en el oído interno que, según la posición, provocan vértigos y mareos. No obstante que nadie se preocupe porque la semana próxima ya tiene actos previstos en su agenda, como, por ejemplo, la entrega del premio de Literatura del Consejo Nórdico en el edificio de la Ópera de Oslo”, aclara el experto en realeza Miguel Mielgo. (Foto: Fjordlapse Photography, Det kongelige hoff)