María Teresa Campos no atraviesa su mejor momento. Es evidente que esta Semana Santa no está siendo la más fácil de su vida, ni siquiera ella podía imaginarse algo parecido. Sin embargo, harta de callar, ha decidido dar un paso al frente y aclarar lo que antes callaba.

Un difícil trance

> La vida de María Teresa Campos es incierta. Lo es en todos los aspectos de su vida: desde el personal al profesional. Si bien es cierto que su relación con Bigote Arrocet parece estar más o menos asentada, el humorista declaraba recientemente en CorazónTVE que no tiene intención de cambiar sus planes para complacer a su novia. En lo profesional, la situación es más que complicada. Hace tan solo unos días finalizaba el contrato de larga duración que la presentadora había firmado con Telecinco. Este hecho le ha dejado sin trabajo, en el paro, y en búsqueda activa de nuevos proyectos.

Aunque ha intentado pasar desapercibida e intentar transmitir una imagen de falsa serenidad, lo cierto es que la procesión la lleva por dentro. Y lo que es peor, ha decidido poner sobre la mesa sus verdaderos sentimientos y explicar lo que, hasta el momento, no se atrevía a verbalizar.

Siguiente: María Teresa se desquita del silencio y habla claro