Kiko Hernández es uno de los rostros más significativos de Sálvame. Desde que empezó el programa, ahí está él, con sus bombazos y una forma de hacer televisión que no deja indiferente. A medida que su estrella crece se evidencia que muchos les temen. ¿Por qué en Sálvame todos tienen miedo a Kiko Hernández? Contestamos a la pregunta del millón a continuación. Sigue leyendo.

Kiko Hernández, ¿el lobo feroz?

> La forma de hacer televisión de Kiko Hernández no deja indiferente a nadie. El colaborador igual da bombazos que atiza a sus compañeros. Nadie puede actuar así sin la complicidad de los jefes. La cuestión es que muchos colaboradores de Sálvame temen a Kiko. Algunos hasta han llegado a pedir no coincidir con él o se han quejado de su hostigamiento. ¿La respuesta del protagonista? “El problema lo tienen ellos.  Si tienen que ir a un psicólogo que vayan, la culpa no es mía, es suya”.

Kiko tiene poder en Sálvame y eso se nota. De ahí que muchos se echen atrás a la hora de contestarle. Temen que eso les pase factura. Incluso teniendo razón, se arredran. Es el caso de Anabel Pantoja, que contestó a Kiko cuando se metió con su primo por hacer exclusivas. Le recriminó sus críticas recordándole que él había sacado a sus hijas en portada. Hernández la fulminó con la mirada y en la pausa tuvieron sus más y sus menos. La sobrina de Isabel Pantoja acabó llorando y disculpándose con su compañero. Da que pensar.

Siguiente: ¿Todo vale para Kiko Hernández?