Si hay un niño al que hemos visto crecer desde recién nacido, ese es Froilán. El hijo de la Infanta Elena ha sido uno de los miembros de la Casa Real que ha dado mucho de qué hablar. Su carácter ante los medios de comunicación y las polémicas que ha tenido en la noche madrileña le han puesto siempre en el candelero mediático.

Ahora, lo cierto es que su hermana le ha superado con creces. Victoria Federica es la que se lleva todas las miradas, la que más interés causa socialmente. Volviendo a su hermano, Froilán está viviendo como nunca antes. Se encuentra en un segundo plano, no es protagonista de la crónica social y ahora disfruta de una soltería que antes no tenía al lado de Mar Torres, y no precisamente porque ésta no le dejara su espacio, sino porque pocas veces hemos visto al hijo de la Infanta sin pareja.

Hoy, Froilán cumple 22 años y sin duda, este año tendrá un celebración muy distinta a la que tuvo el año pasado. Recordemos que hace 360 días exactamente el nietísimo del Rey emérito celebró sus 21 cenando con su madre y su pareja en el restaurante Amazónico de Madrid, después de haber estado durante un tiempo en Miami.

Desde que a finales de año Froilán y Mar Torres pusieran fin a su relación, no hemos vuelto a saber más del hijo de la Infanta Elena. Parece que las noches de juerga y diversión con los amigos -y también de polémicas y altercados- han pasado a un segundo plano. De la que sí que hemos vuelto a saber es de su expareja, quien hizo una entrevista para una de las revistas más importantes de todo el panorama social.

Dicen que los años cambian a las personas, y lo cierto es que Froilán es el claro ejemplo de ello. Atrás quedaron esos días en los que mostraba su enfado con las cámaras de la prensa, paseaba su amor por las calles de Madrid o peleaba con algún joven en las calles de la capital… ¡Ay Froilán, qué te nos haces mayor!