Mientras que las imágenes de la misa de Pascua siguen analizándose con detalle, Pilar Eyre hace temblar los cimientos de la Casa Real con una importante revelación que no dejará indiferente a nadie. Conocedora de todo lo que rodea a los Borbones, sus palabras prometen colocar a la monarquía en un delicadísimo punto de mira.

De polémica en polémica

> Un año. 365 días en los que el rifirrafe entre Letizia y doña Sofía ha estado de actualidad. Lejos de quedarse en el olvido, el tiempo solo ha hecho que el desaire de la reina con su suegra cobre más y más importancia. Así, se esperaba con ansia que llegara de nuevo el día en el que se produjera su reencuentro en la catedral de Palma. En este escenario quedó patente que la relación entre ambas es muy mala, algo que ha generado un sinfín de noticias en estos últimos meses.

Doce meses después, el momento más esperado al fin llegaba. Doña Sofía se reunía de nuevo públicamente con su nuera y sus dos nietas. Una estampa en la que estaban todos los ojos puestos. La prensa nacional y la internacional pendiente de esta misa en la que desde el principio se pudo presagiar que las cosas no irían bien. La ausencia de don Juan Carlos vaticinaba una falsa cordialidad de la que el emérito no quiso formar parte. Y aunque todo eran sonrisas, hay algo aún más grave que el desplante del año pasado.

Siguiente: Un desplante aún más grave que el anterior