En poco más de medio año, la presentadora de Sálvame perdió a tres de las personas más importantes de su vida. Paz Padilla ha atravesado por un momento muy complicado marcado por la tragedia y la desolación, en el que solo le quedó apoyarse en sus seres queridos. Pero todo pasa y meses después ha renacido como el ave fénix, así que veamos cómo se está curando del mayor trauma de su vida.

Paz Padilla ya ha vuelto al trabajo y a la normalidad, tras unos meses apartada y casi aislada, como ella misma ha reconocido. Ahora le queda ir superando con el tiempo unos meses de infierno y qué mejor que el trabajo y sus seres queridos para curarse.

Trágica pérdida por partida doble

Muere Antonio Juan Vidal, marido de Paz Padilla

Todos conocemos la trágica enfermedad de su marido, que la mantuvo oculta, y el posterior fallecimiento debido también a un cáncer. Pero menos gente sabe que meses antes, en febrero, Paz Padilla también había perdido a su madre. Como ella misma reconoció, ha sido el peor año de su vida, perdiendo sus dos seres más queridos, junto con su hija, que ha estado a su lado en todo momento.

Aún impacta más el caso de su marido, que siempre fue el amor de su vida pero que el destino hizo que se separaran unos años, para luego reencontrase y ya no separarse nunca. Por eso, el dolor de Paz estos meses ha sido tan grande, llegando a preocupar incluso a sus allegados. Ahora parece que lo va normalizando y la vuelta al trabajo es prueba de que el duelo va por buen camino.