Acaba de empezar La isla de las Tentaciones 2 y ya se han desatado los dramas. En la primera entrega, los concursantes han conocido a las solteras y solteros que les van a tentar y han pasado la noche en sus villas de lujo, y por supuesto ya han estrenado la piscina. En pocas horas ya se han sucedido los primeros reproches, peleas e incluso rupturas. La desconfianza y los celos han sido las emociones protagonistas y han provocado lagrimas y reacciones de ira. La situación más complicada es la de Melyssa y Tom, al desvelarse que el de Marruecos, se había besado con Liseth, una de las solteras. 

SOLO 8 MESES DE RELACIÓN Y MUCHOS CELOS

Antes de volar a la isla Tom había explicado que Melyssa es demasiado desconfiada, dependiente y que tiene un problema con los celos. Una relación tóxica de manual, vaya. Aunque solo llevan 8 meses juntos, apostaban firmemente por su relación y la solidez de su amor, a pesar de los problemas de base que ya existían. La joven lo dejó todo por irse a vivir a Marrakech con Tom, pero no terminaba de encajar en el país, algo que posiblemente habrá provocado algunos conflictos en la pareja.