Love is in the air en el plató de Sálvame. En la última visita de Paco, el padre de Dakota, actual concursante de Supervivientes, visitaba este jueves el programa de sobremesa de Telecinco para defender a su hija (que se enfrentaba a la expulsión junto a Chelo García Cortés e Isabel Pantoja) y también aprovechó para hablar de la posible infidelidad que habría cometido Rubén, el actual novio de Dakota. Pero entre comentario y comentario, el bueno de Paco aprovechó para tirarle los trastos a una de las colaboradoras de Sálvame

¿Quién es ella? Pues es rubia, dicharachera y creadora del ‘chuminero’. Exacto, Paco, cayó rendido a los encantos de Lydia Lozano. La cosa pasó exactamente de esta forma: todos se encontraban debatiendo cuando, a raíz de un comentario, el padre de Dakota aprovechó para introducir el siguiente chascarrillo:“Yo estoy encantado de estar contigo, porque te veo tan guapa que estoy encantado”. “¡Charlie, cuidado, que llega Paco!”, le decía Kiko Hernández, quien seguidamente le invitaba a darle un beso a su compañera, algo que finalmente hizo antes de abandonar el plató”.

Paco pedía la salvación de Dakota y Kiko Hernández, en su papel de casamentero (hay que recordar que en 2013 presentó Las bodas de Sálvame y en los últimos años ha tenido una finca en la que se celebraban bodas) le decía lo siguiente: “Yo salvo a Dakota si le das un beso a Lydia”. “Yo le doy uno y diez”, era la respuesta de Paco.

Y en lo referente al episodio de la infidelidad de Rubén, el padre de Dakota se mostró partidario de que sea su hija la que abra los ojos cuando vuelva de Honduras. “Ella es frágil. Si fuera cierto se hundiría en un principio, pero es luchadora y subiría para arriba”, explicó. Amores y desamores a partes iguales en el plató de Sálvame.