El conflicto entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko está llegando a unos límites que jamás hubiésemos pensado. Y es que la guerra está servida, sobre todo con las declaraciones que el dj hizo el viernes en el especial de la herencia de Paquirri, donde habló sin pelos en la lengua de esas cosas que dejan en evidencia a la cantante y que esta nunca hubiese imaginado escuchar de la boca de su pequeño del alma. Ahora, son muchos los allegados a la familia Pantoja que no saben en qué posición estar, ni cómo apoyar a los dos protagonistas... por eso, prefieren quedarse al margen porque saben que es un tema tan delicado que les puede salpicar.

Raquel Bollo ayer acudió al Deluxe y la verdad, poco dijo en directo, pero a la salida nos confesó que no quiere entrar en esa guerra: “Es muy delicado todo y no voy a entrar en nada”. Lo que sí, a la colaboradora no le gustaría estar en la posición de su amiga: “No me gustaría estar en la piel de ninguno, no voy a decir más nada, es un tema muy delicado y hay que mantenerse al margen”.

De esta manera, Raquel Bollo se pronuncia por primera vez sobre el enfrentamiento que hay entre madre e hijo, y es que es muy complicado ser amiga de dos personas que están enfadadas, y más siendo madre e hijo. A pesar de esta polémica, la madre de Manuel Cortés está como loca de contenta con un nuevo proyecto laboral que acaba de iniciar: “Hoy a las 21h saco mi tienda online. Muchas ganas y mucha ilusión. Sé que es un riesgo en la época que estamos, pero hay que seguir trabajando tenía mucha ilusión. Tenía ganas de diseñar”.