Estamos acostumbrados a que el exnovio de Isa Pantoja se presente ante los medios luciendo la mejor de sus sonrisas. Omar Montes se ha ganado el cariño del público gracias a su actitud amable y humilde. Sin embargo, parece que el cantante se comporta de forma muy distinta detrás de las cámaras, cuando piensa que nadie lo está observando. Desde Cotilleo.es vamos a desmontarlo y a descubrir su verdadera cara. Continúa leyendo para conocer todos los detalles.

De Pan Bendito a las estrellas

> Se presentó ante la pequeña pantalla española como la nueva ilusión de Isa Pantoja. La hija de la tonadillera tenía nuevo novio y todo el mundo quería saber quién era ese chico salido de la periferia madrileña. A Omar Montes le costó ganarse el cariño del público, pero poco a poco fue conquistando a la audiencia con su humor, inocencia y espontaneidad. El joven se ganó el respeto de los espectadores por conservar su vida humilde tras proclamarse ganador de Supervivientes 2019 y cosechar un éxito tremendo como artista. Sin embargo, podría no ser del todo cierto que aún se comporta como el chico sencillo que quiere vender en televisión.

Pocos días después de ganar el reality show, se presentó en las instalaciones de Telecinco luciendo un fastuoso collar de oro valorado en 100.000 euros, ¡la mitad del premio de Supervivientes! Se trata de una actitud que contrasta mucho con algunas de sus declaraciones. “Todo lo que gano siempre es para mi hijo, para mi madre y para mi abuela. Yo para mí no quiero nada, me basta con tirar día a día”, aseguró a Montes a Lecturas. Algunos empiezan a notar que al cantante se le ha subido la fama a la cabeza, y ya no solo por sus gastos, sino por la actitud que muestra con sus propios fans.

Siguiente: Omar se encara con un fan