El 2019 no ha empezado bien para Bertín Osborne, que tiene que hacer frente a graves problemas de índole personal y laboral. El artista suma otra preocupación a su lista de quebraderos de cabeza. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Se complica la situación para Bertín Osborne

> Bertín Osborne lo está pasando muy mal. El estado de salud de su hijo Kike ha empeorado. Tanto que el niño ha tenido que ser ingresado para realizarle dos intervenciones quirúrgicas. Semanas de gran preocupación las que llevan a cuestas el cantante y su esposa, cuya vida gira alrededor de las necesidades de Kike.

El siete y el diez de enero, Kike fue operado de un problema derivado de la intervención que le realizaron en septiembre: “Las férulas ya no le sujetaban y le dolía, por lo que dejó de ponerse de pie. Al pasar más tiempo sentado, le afectaba a la cadera derecha y se le salía un poco el fémur. Si se le hubiese salido del todo, ya no habría vuelto a andar. Así que, teníamos que darnos mucha prisa”, explicó Fabiola muy preocupada.

Siguiente: Kike, en cuidados intensivos