La relación entre doña Letizia y la infanta Elena es nula. Tan solo se encuentran en actos institucionales de obligado cumplimiento. No existe posibilidad de reconciliación entre ellas. De hecho, las cosas pueden ir a peor tras el último encontronazo entre la reina y la infanta a propósito de Froilán. Y es que el nieto mayor de don Juan Carlos y doña Sofía ha vuelto por sus fueros. Imposible reconducirle. Sigue armando follón allá donde va. Te lo contamos todo a continuación.

Nuevo altercado entre la reina y la infanta

> La obsesión de Letizia porque sus familiares mantengan un perfil bajo se hace extensible a los de don Felipe. La reina considera que todo el protagonismo debe recaer sobre su familia y que el resto son meros figurantes que no deben llamar la atención. En el caso de Froilán, no hace caso de las consignas de su tía. Idéntico comportamiento tiene Victoria Federica.

Pues bien, ahora se ha unido a Pipe y Vic la novia del primero. Y es que Mar Torres luce un cambio radical en su fisonomía tras pasar por las manos del cirujano plástico. Todo indica que la millonaria se ha sometido a los últimos tratamientos para modificar su rostro. De hecho, muchos comparan su nueva estética con la de las Kardashian.

Siguiente: Froilán, un carácter complicado