Paula Echevarría ya vive desde hace algunas semanas en su nueva casa. La actriz se ha mudado a su recién estrenada vivienda, que se encuentra a unos metros de la que era su vivienda familiar con David Bustamante y su hija Daniella. Está en una urbanización en Villafranca del Castillo, en Madrid, cerca de la Universidad Camilo José Cela, rodeada de otras impresionantes residencias unifamiliares, zonas verdes y espacios amplios y tranquilos, como parques o paseos. 

Modular, prefabricada, de líneas simples y marcado carácter vanguardista, moderno y minimalista: así es la nueva casa que se ha construido Paula Echevarría en la urbanización Villafranca del Castillo, perteneciente a la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada. Y se encuentra en una parcela de cerca de 1.500 metros cuadrados que Paula adquirió a finales de 2017. La casa cuenta con alrededor de 500 metros cuadrados construidos y ha sido levantada por la constructora Modernity, que según explica en su página web, utiliza un panales de hormigón industrial de 25 cm hechos a medida, ahorrando costes de instalación y maximizando la durabilidad y la eficiencia energética de la vivienda.

Tiene 4 habitaciones, 6 baños, jardín, piscina, garaje y un “estilo Miami” acentuado por las altas palmeras que se observaran desde el exterior de la residencia. En blanco y con amplios ventanales, la luz es la gran protagonista, tal y como se aprecia en las imágenes de la casa piloto.

Ha sido un año de obras y Paula por fin ya vive en la casa de sus sueños. Aunque se encuentra en pleno proceso de decoración. Para ello, está contando con la ayuda de la decoradora Miriam Alía, una de las profesionales más reputadas en el mundo de la decoración en la actualidad.

La actriz, que comparte casi a diario sus looks, ha cambiado el habitual photocall de su anterior casa (los míticos setos) por una pared blanca de la nueva, donde ya ha empezado a posar.

Su anterior casa, a la venta

La casa se encuentra en la misma calle que su anterior morada, la misma que compartió con David Bustamante en aquellos tiempos en los que eran felices y comían perdices. No en vano, Paula no ha querido separar a su hija de su círculo de amistades y de su colegio y pretende que el cambio le afecte lo menos posible a la pequeña.

La anterior vivienda, que según consta en el Registro de la Propiedad, pertenece en un 20% a Paula Echevarría y en un 80% a su ex, está a la venta por 1,8 millones de euros. Pesaba sobre ella un embargo de algo mas de 700.000 euros, pero una vez resuelto esté asunto, David pretende deshacerse de ella, ya que es demasiado grande para él solo. En cantante ahora vive en un ático en Pozuelo y está muy contento con su nueva pareja, la bailarina Yana Olina. Paula por su parte también lo está con su novio, el futbolista Miguel Torres. Y además está encantada con su nueva casa. Todos felices.