Retomando poco a poco la normalidad después de unos meses complicados por culpa del Coronavirus – en los que se ha mantenido confinada y no se ha dejado ver en público – Naty Abascal ha reaparecido durante una entretenida jornada de compras por la capital.

La madre de Rafa y Luis Medina, acompañada por unos amigos, volvió a dejarnos impactados con su clase y elegancia innatas. Paseando por las calles de Madrid y recorriendo diversas tiendas, Naty volvió a demostrar que es una de las mujeres con más estilo del panorama nacional.

Y es que la estilista supo compaginar a la perfección un look a la última con la comodidad de unas zapatillas de deporte. Un vestido camisero estampado en tonos morado y naranja, un cinturon marcando su fantástica figura y sus inseparables gafas de sol. Simplemente divina.

Eso sí, nos hemos quedado impactados porque Naty, muy coqueta, evitó por todos los medios que se le viera la mascarilla con un pañuelo atado sobre la nariz y la boca.