La que fuera una de las musas de la televisión vive ahora en un oscuro pozo del que va saliendo poco a poco. Miriam Sánchez tuvo todo lo que quería durante un momento de su vida, pero aquella época dorada terminó y dio paso a uno de sus peores momentos. Ahora, la excolaboradora se ha abierto en canal y ha confesado cuáles fueron las circunstancias que la llevaron a tocar fondo. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo para descubrirlo.

Su descenso a los infiernos

> Si bien lo primero que supimos de ella fue gracias a su trabajo de actriz de cine para adultos, Miriam se fue alejando de ese mundillo poco a poco para meterse en el de la televisión. Tras ganar Supervivientes, la madrileña se ganó una reputada carrera de colaboradora y su meta profesional llegó con Mujeres y hombres y viceversa, el dating show en el que trabajó como asesora del amor junto a Pipi Estreda, el que fue su pareja hasta 2013. Sin embargo, también este espacio supuso el principio del fin para Sánchez. Tras ser despedida por culpa de un escándalo que salpicó a su novio, la tertuliana comenzó su particular descenso a los infiernos. “Me sentí utilizada, traicionada y muy decepcionada”, confesaba durante una entrevista con ¡Qué me dices!

Sin embargo, fue su ruptura con su otro exnovio, Cristo, lo que marcó un antes y un después en su vida. Al parecer, el chico la abandonó a raíz de su desgaste físico. “Me daba unos atracones de comer horribles. Padecí bulimia. Dejé de estar atractiva y se fue”, lamentaba Miriam. A partir de ese momento, se sumió en una profunda depresión de la que todavía no ha logrado salir, aunque ya va viendo la luz al final del túnel. “Estuve medicada por la depresión. Una medicación muy dura pero necesaria. Sigo medicada”, confesaba en su entrevista con ¡Qué me dices! Durante esa oscura época, Sánchez se abandonó tanto que su imagen acabó muy deteriorada, lo que la llevó a pasar por quirófano para recuperar su aspecto de antaño.

Siguiente: El deterioro físico de Miriam