El rey Felipe VI está en boca de todos. Y esta vez no tiene que ver con ningún escándalo protagonizado por los miembros de la familia real, ni con ningún acto de su tan apretada agenda oficial.

Pues el monarca ha querido hacer historia, felicitando a la revista Shangay en su 25 aniversario. Y es que dicho medio español es el que más visibilidad da al colectivo LGTB.

Sofía y el colectivo gay

Sin embargo, la reina emérita no siempre ha estado acertada con el colectivo homosexual. Y es que en 2008 la periodista Pilar Urbano publicó un libro, en motivo del 70 aniversario de la monarca, que se titula La Reina muy de cerca.

Y tan de cerca, a juzgar por todos los dardos que se recogen de ella en el libro. Pues en una de las páginas se escribe que la reina dijo que “los gays pueden casarse, pero que a eso no lo llamen matrimonio”.

Unas declaraciones muy poco acertadas y que sentaron como un jarro de agua fría a todos los miembros del colectivo. Pues no tardaron en mostrar su descontento con las palabras de la ahora reina emérita.

Antonio Poveda, presidente de la FELGTB, calificó de “inaudito” que un miembro de la casa real “que representa a toda la ciudadanía, cuestione los derechos de una parte de la misma”. Y la diputada gallega Olaia Fernández, no dudó en reprochar a la reina que había faltado al “principio de neutralidad” que debe tener la monarquía española con los miembros de su sociedad.

Lo cierto es que desde que Felipe VI ascendió al trono, las relaciones con el colectivo LGTB han cambiado mucho. Pues cuando sus padres reinaban, las relaciones con dicho colectivo eran practicamente inexistentes. Y de bien seguro que el reciente detalle que ha tenido el Borbón será muy aplaudido. Porque si de algo deja constancia es que los tiempos evolucionan.