Poco después del fallecimiento de la infanta Pilar, desde Zarzuela llegan noticias referentes al estado de salud de su hermano pequeño, el rey Juan Carlos I. El padre de don Felipe VI no atraviesa su mejor momento y algunas fuentes aseguran que presenta serios problemas de movilidad. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

El silencio de Zarzuela

> Desde Palacio apenas trascienden detalles referentes a la salud de don Juan Carlos. Tan solo cuando tiene que ser intervenido, se emite un comunicado antes de que la información se filtre a la prensa a través de terceras personas. Así ocurrió el pasado verano, cuando se sometió a una delicada operación de corazón en la Clínica Quirón de Madrid. Con esta, ya son diecisiete las veces que ha tenido que pasar por quirófano a lo largo de sus ochentaidós años de vida. Varios meses después, pudimos verlo recuperado en la final del torneo ATP de tenis, pero llamó la atención una tremenda brecha que lucía en su frente. Una vez más, el mutismo se impuso en Zarzuela y se limitaron a explicar que el monarca había sufrido un accidente doméstico sin importancia.

Ahora, vuelven a sonar todas las alarmas y el bienestar de del esposo de doña Sofía se ha puesto en entredicho. Los achaques propios de la edad resultan cada vez más evidentes y no puede disimular sus incipientes problemas de movilidad. La preocupación se extiende entre sus más allegados. ¿Quieres saber qué le pasa y descubrir más detalles al respecto? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Siguiente: Preocupación por la salud de don Juan Carlos