Kiko Matamoros lleva ya más de una semana ingresado tras su operación de vesícula y es que parece que todo se ha complicado con el paso de los días. Después de sufrir una infección en el hígado, parece ser que al colaborador se le va a trasladar a otro hospital para intervenirle de urgencia. Una noticia que nos ha sobrecogido porque no esperábamos que el padre de Diego Matamoros sufriera estas consecuencias, ya que el mismo confesó que saldría del hospital dos días después de la operación.

Ha sido Rafa Mora quien ha confesado en Sálvame cómo se encontraba su amigo ya que ha estado hablando con una persona del entorno más cercano para saber sobre su estado de salud: “Van a limpiarle el foco de infección y ponerle un drenaje”. Marta López se encuentra cansada y agotada después de estar más de diez días acompañándole noche y día en el hospital.

Lo cierto es que lo que parecía una operación de poca importancia, como era la extirpación de la vesícula, se ha complicado hasta el punto de que todos los familiares están muy preocupados por el colaborador de Sálvame.