Como el resto de las monarquías, los reyes Guillermo y Máxima, están muy pendientes de lo que sucede en cada uno de sus países y en el resto del mundo. Los monarcas holandeses se informan sobre las consecuencias del brote del COVID-19 y expresan su apoyo y agradecimiento por los esfuerzos de tantos en la lucha contra la pandemia. Siempre que pueden, intentan realizar visitas de trabajo, con las organizaciones involucradas con grandes medidas de seguridad.

La reina Máxima ha visitado las instalaciones de AFPRO Filters para la producción de mascarillas.

La reina Máxima visita los filtros AFPRO en Alkmaar. La visita de trabajo se lleva a cabo en el contexto del brote de coronavirus (COVID-19). AFPRO se especializa en productos de alta calidad para filtración de aire. La reina Máxima se ha interesado por las materias primas para las mascarillas, las máquinas especiales compradas para la producción y las prueba de calidad.

La mujer de Guillermo de Holanda ha tenido dos conversaciones. Primero con representantes del consorcio establecido a mediados de abril: AFPRO por su conocimiento de los sistemas de filtro de aire, Auping por su capacidad de producción y experiencia en la fabricación de telas y materiales en diferentes capas, DSM por su conocimiento especializado en materiales, red global y coordinación del consorcio. TNO también participa en la conversación.

¿Qué hay de Letizia?

Letizia “está trabajando muchísimo desde su despacho”, sostienen desde Zarzuela.

Durante la segunda reunión, la reina Máxima ha mantenido una conversación con la representación del National Consortium Aids (LCH) donde le han relatado su papel en la adquisición conjunta de mascarillas y distribución, entre otras cosas. Debido al coronavirus, AFPRO, Koninklijke Auping y Koninklijke DSM están colaborando en un consorcio para producir aproximadamente un millón de mascarillas médicas FFP2 para los profesionales de la salud cada semana.

Ni que decir tiene que cada monarquía trabaja a su manera para paliar los efectos del coronavirus. Mientras la reina Máxima de Holanda visita con frecuencia lugares clave en la lucha contra la COVID-19, doña Letizia prefiere trabajar desde palacio y apenas se han producido salidas de la soberana. “La reina no está para dar paseos, eso no ayuda a nadie. ¿A su imagen? Pues igual sí, pero ella no es una estrella de cine y así no va a ayudar a que las cosas mejoren. Está trabajando muchísimo desde su despacho, ayudando y hablando con todos los sectores afectados”, señalaron a Jaleos fuentes de Zarzuela.