A sus 82 años, el padre de don Felipe VI forma parte de la población con mayor riesgo de sufrir complicaciones derivadas del coronavirus. Juan Carlos I ha estado en contacto directo con una persona afectada por el COVID-19, y son muchos los que se preguntan si el monarca abdicado habrá corrido su misma suerte. La preocupación en Zarzuela es máxima. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

El coronavirus llega a Palacio

> La pandemia que el mundo entero afronta no entiende de clases. Las primeras afectadas por el COVID-19 en nuestra realeza fueron la princesa Leonor y la infanta Sofía, que permanecen recluidas en Zarzuela desde que su escuela, el elitista colegio Santa María de los Rosales, cerró sus puertas el marzo pasado tras detectar un caso de coronavirus en uno de sus alumnos. Después, la reina Letizia se vio obligada a permanecer confinada en su habitación de Palacio tras confirmarse que la ministra de Igualdad, Irene Montero, con quien mantuvo un contacto directo, también padecía la enfermedad.

Ahora, todas las miradas se dirigen, con especial preocupación, hacia Juan Carlos I. Acabamos de conocer que existe la posibilidad de que el monarca abdicado haya contraído el coronavirus, tras haber mantenido un contacto muy estrecho con una persona contagiada. A sus 81 años, la enfermedad podría resultar fatal para el padre del rey Felipe VI. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: Máxima preocupación por Juan Carlos I