Han empezado a sonar todas las alarmas. Hace casi un mes que no hay rastro de doña Elena de Borbón. Lo cierto es que últimamente ha estado manteniendo un perfil más bajo de lo habitual ante la opinión pública, pero esta desaparición es demasiado inquietante incluso para ella. No se ha dejado caer en actos oficiales ni privados, y nadie sabe nada de la infanta. ¿Dónde se habrá metido? Sigue leyendo si quieres descubrir más detalles sobre el misterioso paradero de la primogénita de los eméritos.

La última vez que se le vio

> A la infanta no le quedó más remedio que salir de su escondite. El sábado 24 de agosto, don Juan Carlos tuvo que someterse a una operación cardíaca que, según apuntaron desde Casa Real, estaba programada desde antes de verano. El rey emérito pasó la noche solo en el hospital y las visitas se fueron produciendo a cuentagotas, hasta que abandonó la UCI y fue trasladado a planta. Entonces, cuatro días después de que su padre saliera de quirófano, doña Elena de Borbón se acercó hasta la Clínica Quirón de Madrid para honrarle con su presencia.

Con ella acudieron sus dos hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica de Marichalar. Si bien la prensa que hacía guardia en la puerta del hospital pudo tomar algunas fotografías del momento, ninguno de ellos quiso acercarse a los periodistas para ofrecer alguna declaración. Don Juan Carlos disfrutó durante toda una tarde de la visita de su hija mayor y sus nietos, pero nunca más volvió a repetirse. Ese fue el último día que pudimos ver a doña Elena de Borbón. Desde entonces, la opinión pública no ha vuelto a saber de ella y las especulaciones respecto a su desaparición no hacen más que añadir más misterio al asunto.

Siguiente: Las causas de su desaparición