Han empezado a sonar todas las alarmas. Hace casi un mes que no hay rastro de doña Elena de Borbón. Lo cierto es que últimamente ha estado manteniendo un perfil más bajo de lo habitual ante la opinión pública, pero esta desaparición es demasiado inquietante incluso para ella. No se ha dejado caer en actos oficiales ni privados, y nadie sabe nada de la infanta. ¿Dónde se habrá metido? Sigue leyendo si quieres descubrir más detalles sobre el misterioso paradero de la primogénita de los eméritos.

Su verano más discreto

> Doña Elena de Borbón es una asidua al Palacio de Marivent. Cada verano, se deja caer en Palma de Mallorca para disfrutar junto a sus padres, los reyes eméritos, de unos días de descanso en la isla balear. Al menos, así ha ocurrido hasta este año. Durante el estío de 2019, la infanta no ha pisado el archipiélago y apenas se han tenido noticias suyas. Lo poco que ha trascendido es que viajó hasta el Pirineo Aragonés para practicar senderismo junto a unos amigos, tal y cómo recogió Paloma Barrientos en Vanitatis. Al parecer, la primogénita de los eméritos ha optado por mantener un perfil mucho más bajo ante los medios durante estas vacaciones.

No en cambio, sí que sacó tiempo para disfrutar de una escapadita junto a su padre, por el que siente pura devoción. Doña Elena y don Juan Carlos de borbón viajaron hasta Finlandia para asistir al Campeonato de vela que se celebró en Hanko. Después de esta excursión familiar, poco o nada se ha vuelto a saber de la infanta. Solo se le volvió a ver en una ocasión, y desde entonces está completamente desaparecida, al menos de puertas de Zarzuela para afuera… ¿Dónde se habrá metido la madre de Froilán y Victoria Federica?

Siguiente: La última vez que se le vio