El coronavirus no entiende de nacionalidades, ni clases, ni famosos, ni anónimos. La enfermedad se contagia por igual y puede viajar a todas partes. Por eso la mascarilla ha sido un elemento obligatorio durante la cuarentena y va a seguir siéndolo aún durante un tiempo. Esta nueva necesidad ha creado todo un mercado en torno a este producto, que ya no es solo un elemento higiénico de protección, ahora también es un complemento de moda. Muchas marcas están sacando sus propios diseños, y celebrities e influencers posan en redes sociales con diferentes modelos originales. 

MILEY CYRUS

Algo que les encanta a los famosos es tener una mascarilla personalizada, que les represente y, quien sabe, que les vaya bien para aumentar un poco el merchandising con su imagen. Y Miley Cyrus, que es todo espectáculo, no podía ser menos. Por eso, durante esta cuarentena posaba en sus redes sociales con una mascarilla totalmente diseñada a su medida, reflejando ese gesto suyo característico de boca abierta con la lengua fuera. Como ella dice, la seguridad propia y ajena no es incompatible con ir a la moda.