El coronavirus no entiende de nacionalidades, ni clases, ni famosos, ni anónimos. La enfermedad se contagia por igual y puede viajar a todas partes. Por eso la mascarilla ha sido un elemento obligatorio durante la cuarentena y va a seguir siéndolo aún durante un tiempo. Esta nueva necesidad ha creado todo un mercado en torno a este producto, que ya no es solo un elemento higiénico de protección, ahora también es un complemento de moda. Muchas marcas están sacando sus propios diseños, y celebrities e influencers posan en redes sociales con diferentes modelos originales. 

ARIANA GRANDE

Algunos de los artistas del momento como Billie Ellish, Justin Bieber o Ariana Grande, se han unido a un proyecto de Universal Music para sacar a la luz la iniciativa ‘We’ve Got You Covered’, con una colección de mascarillas con firmas y logotipos de los famosos que colaboran. Los ingresos de cada venta se destinan a causas solidarias como MusiCares, que ayuda a músicos que se encuentran en una mala situación.