En el tercer capítulo de María Teresa Campos en Youtube hemos podido ver a Toñi Moreno hablando de cómo ha pasado este confinamiento. Como sabemos, la presentadora ha confesado que se le ha hecho muy duro porque ha tenido que estar con su pequeña Lola encerrada con tan solo un mes. Toñi Moreno ha explicado cómo ha sido su confinamiento con el que se ha convertido el amor de su vida, su hija Lola: “Yo parí el 22 de enero, en ese momento te contaban que había un virus en China y a ti te parecía muy lejos. Yo me he encontrado con una niña de mes y medio, confinada en mi casa. Tú me decías ‘vente aquí’. A mí me ha afectado después, no es tan fácil como te cuentan”.

En cuanto a las relaciones amorosas, Toñi Moreno se la juega y confiesa que ella prefiere sentir a estar cerrada en banda: “En la vida hay que sentir y hay que amar, cuando una se enamora, si tiene que ponerse el mundo por montera, hay que ponerse. Lo que estoy aprendiendo es que lo que existe es el presente. Yo llevo sin ver a mi madre casi cuatro meses”. Y es que ya sabemos que Toñi Moreno es una de las presentadoras con más naturalidad y espontaneidad en televisión. Y eso, es igual en las relaciones que tiene, además se define como: “Yo soy muy fiel, lo que te dura, te dura. Yo respeto todo. Yo no creo que la mujer sea más fiel que el hombre, va en la condición de cada persona”.

Parece ser que durante el confinamiento María Teresa Campos le invitó a su casa, ya que Toñi Moreno ha estado en su casa de 80 metros cuadrados y la que fuera la reina de las mañanas, vive en esa mansión que tanto nos gusta. No lo hizo porque le daba miedo que su hija Lola tuviera el Coronavirus y se lo contagiase a María Teresa: “Me hubiese encantado venirme a vivir aquí contigo”