Carmen Borrego atraviesa un mal momento. No consigue encontrar su lugar. Abandonó Sálvame buscando nuevos horizontes profesionales tras asegurar que había tocado fondo. La fama cuesta y la hija de María Teresa Campos ya sabe lo que significa pagar por ella. El apellido ayuda pero no lo es todo, y más cuando la matriarca de la saga vive horas tan bajas. Lo cierto es que María Teresa y Terelu están avergonzadas del comportamiento de Carmen. Consideraban que tenía las ideas claras pero no es así. ¿Qué ha pasado para que las Campos estén enfrentadas? Te lo contamos todo a continuación.

La ambición de Carmen perjudica a las Campos

> No es exagerado hablar de voracidad económica por parte de Carmen Borrego. Es ella quien ejerce de manager de Terelu tras el adiós a Toño Sanchís. También ha intentado negociar algún reportaje protagonizado por María Teresa y Bigote. Sin embargo, no ha sido posible dado que el cómico tiene representante desde hace mucho. Cuando estuvo en Supervivientes, ella fue la encargada de defenderle en plató. Ingresó una importante suma de dinero dado que tuvo bastantes intervenciones. Sin duda, eso sorprendió, y más porque Arrocet dejó muy claro que no quería que ningún familiar estuviera en plató. Ella, aunque de refilón, puede considerarse en esta categoría. Queda claro que su protagonismo eclipsó a la persona designada por el artista para esos menesteres, Silvia Tortosa.

En el plano de las exclusivas, Carmen le ha cogido el gusto al asunto. Cuando Terelu preparaba la exclusivapara presentar a su hija en el papel cuché, Carmen le propuso un reportaje que también incluyera a su hija y a ella. Se trataba de presentar a la par a la nueva generación Campos. Terelu se negó en rotundo porque lo que tenía valor económico era el rostro de Alejandra Rubio, y, por supuesto, no estaba dispuesta a dar un trozo del pastel a nadie. Sea como fuere, el caso es que Borrego no paró hasta que ocupó la portada de una revista con su hija.