Conecta con nosotros

Televisión

María Teresa Campos no olvida ni perdona a Emma García. Y no es la única.

Publicado

el

Trabajar con María Teresa Campos no es fácil. La comunicadora tiene ciertas formas y maneras que descolocan. Durante años, tuvo mucho poder y hacía y deshacía. Nada nuevo bajo el sol. Su relación con otros colegas de profesión ha estado plagada de desencuentros y zancadillas. En su punto de mira, Emma García, Ana Rosa Quintana o Mila Ximénez, entre otras. Desvelamos la auténtica cara de la gran dama de la comunicación.

Mila Ximénez

Mila Ximénez ni olvida ni perdona que María Teresa Campos la condenara al ostracismo. Cuando más lo necesitaba, la presentadora le negó el pan y la sal. Eran los tiempos de Día a Día y Mila quiso enrolarse como colaboradora. Sin embargo, la presentadora no solo dijo no, sino que además manifestó perplejidad ante la petición.

Teresa llegó a manifestar que Mila jamás estaría en su plantel de colaboradores por considerarla mala profesional. Ponía en tela de juicio su valía y no dudaba en criticarla abiertamente ante los integrantes de su programa. Según ella, la Ximénez era modelo de imperfección y, por tanto, no pensaba sentarla en su mesa.

El tiempo ha demostrado que la fobia que la comunicadora sentía hacia Mila era más que injustificada. Gracias a su buen hacer, la Ximénez ha conseguido hacerse un hueco en televisión. Es uno de los puntales de Sálvame y el Deluxe. Ha demostrado sobradamente que está preparada.

Los más vistos

Los más compartidos