En los últimos días, y a raíz de las polémicas declaraciones de Carmen Borrego en la revista “Lecturas” hablando de Rocío Flores y asegurando que su madre jamás la perdonaría, el clan de las Campos se ha convertido en el centro de la diana contra la que Antonio David dispara sus flechas. Fuera de sí, el colaborador desvelaba en “Sálvame” la existencia de un hermano secreto de Carmen y Terelu por parte de padre, de quien no se había hablado nunca.

El pasado fin de semana era el turno de las hijas de María Teresa Campos, que muy afectadas aseguraban que no se trataba de un hermano secreto sino anónimo. Enfadadas, Carmen y Terelu aseguraban tener una maravillosa relación con él y pedían respeto para esta persona, alejada de los medios de comunicación por decisión propia.

Hoy, conocemos la reacción de la veterana colaboradora. María Teresa ha acudido a un céntrico hospital madrileño para somerse a un chequeo médico y, muy enfadada, ha apretado el paso para no pronunciarse acerca del hermano “secreto” de Carmen y Terelu por parte de padre. Después de una hora en el interior de la clínica, y para evitar a la prensa, la malagueña ha salido el coche por la puerta de atrás, evitando así tener que pronunciarse sobre la noticia bomba desvelada por Antonio David.