María Pombo está viviendo uno de sus mejores momentos. Felizmente casada y enamorada de Pablo Castellano, la influencer está embarazada por primera vez y espera con ansia que llegue ya su primer hijo con el amor de su vida. Tanto es así, que la modelo comparte por redes sociales cómo evoluciona su tripa de embaraza. Hoy ha compartido una fotografía frente al espejo en la que podemos ver cómo Martín va creciendo más y más.

Fue a final del confinamiento cuando la influencer pregonó a los cuatro vientos este embarazo tan deseado para ella y Pablo Castellano. Una noticia que llegaba tras enterarse que padece esclerosis múltiple, y es que parece que las casualidades existen y la llegada de Martín va a ser la motivación y la felicidad de la influencer en muy pocos meses.

Les hemos visto salir juntos, disfrutar de los amigos, tener unas vacaciones de ensueño, pero todavía no les hemos visto ejerciendo de padres. Y es que a pesar de su juventud, estamos seguro de que Martín va a estar entre algodones en esa casa donde el amor prima por encima de todo.