María Pombo está viviendo uno de los mejores momentos de su vida. La influencer, junto con su marido, Pablo Castellano, están esperando la llegada de su primer hijo y lo cierto es que estás deseando de poder verle la carita a ese bebé tan esperado. A pesar de este momento tan dulce, María debe empezar con el tratamiento contra la esclerosis múltiple que sufre y es que ya sabemos que la influencer informó a todos sus seguidores de que podría tener esta enfermedad, días antes de avisar de que estaba embarazada.

María Pombo ya ha comenzado con este tratamiento y ha contestado a todas las preguntas de sus seguidores por sus historias de Instagram: “Estoy muy contenta porque creía que me iba a doler muchísimo. Iba atacada, encima el aparato con el que me tenía que poner la inyección es gigante* pero luego la aguja era súper finita y ni me he enterado* Y eso que yo soy súper exagerada con los dolores”.

Y es que la influencer ha querido compartirlo todo con sus seguidores y ha seguido explicando que: “Lo único que puede haber es que me salga una pequeña reacción alérgica en la pierna, que sería una manchita roja y con puntitos… Eso y que, a lo mejor, a los dos días me puede dar un poquito de fiebre. Pero nada, Paracetamol y para delante. Esto es en el peor de los casos. A lo mejor ni me sale la mancha ni me encuentro mal”.

Con todo detalle, María Pombo ha explicado así cómo ha ido su primer día de tratamiento y ¡atención! porque ya ha avisado a todos sus seguidores de que va a seguir contando cómo evoluciona: “He decidido que os voy a ir contando un poco el proceso de cómo me voy encontrando, de la medicación, y todas esas cosas de la enfermedad en general, porque me da la sensación desde que lo conté que hay mucho desconocimiento y mucho miedo a la enfermedad porque escuchamos normalmente los casos muy graves”.