Maria Pombo at photocall for presentation perfum Yves Saint Laurent: Libre in Madrid on Monday, 30 September 2019.

María Pombo y Pablo Castellano, una de las parejas de influencers que nos tiene completamente enamorados, han salido a cenar con sus amigos y han disfrutado de una velada impresionante. Los dos, que han pasado el Coronavirus durante el confinamiento, han estado en un conocido restaurante madrileño en compañía de sus seres queridos.

La conocida influencer está ultimando su mudanza a su nueva casa, que tuvo que posponer por la cuarentena: “Faltan unas cosillas para irnos a vivir, pero mientras tanto en casa de mis padres estamos muy bien”.

María Pombo y Pablo Castellano están viviendo en casa de los padres de la influencer.

De momento, la inauguración de la nueva casa tendrá que esperar. Si hace unas semanas veíamos a la pareja realizando la mudanza, aún no han estrenado su nuevo hogar ya que, a falta de concluir los últimos detalles, los influencers se han instalado en casa de los padres de María Pombo. Y es que a pesar de lo ajetreado que es embalar tu vida en cajas, la pareja no desaprovecha ni un solo momento para retomar, escalonadamente y como permiten las autoridades, su vida social.

No pierde la esperanza

Sin perder la sonrisa y esperanzada, María espera los resultados de la prueba que se ha hecho para saber si padece esclerosos múltiple, una enfermedad que afecta a 50.000 persona y entre ellas a su madre. Tampoco pierde la sonrisa ante el aluvión de críticas que ha recibido al posicionarse sobre los altercardos que están viviendo Estados Unidos, ella lo tiene claro nos asegura “Siempre pasa, si haces porque haces y si no haces porque no haces. Yo ya sabía que algo iba a pasar y aguantar porque así son las redes sociales” y añade “yo tengo que hablar siempre y no me puedo quedar callada”.