María Pombo

María Pombo está viviendo uno de los momentos más especiales de su vida al estar esperando a su primer hijo con Pablo Castellano después de un año de haberse dado el ‘Sí, quiero’ con el influencer. Lo cierto es que son muchas las stories que sube a su cuenta de Instagram mostrando, día tras día, cómo se encuentra y es que hemos sido testigos de cómo le ha crecido la tripita de embarazada durante todo este tiempo.

Y es que hoy ha subido unos vídeos frente al espejo, mostrando su tripita de embarazada y ha explicado por qué no sube fotografías mostrando su estado. La influencer ha explicado que no se ve nasa bien y no precisamente por el peso que ha cogido, sino porque se levanta con la cara hinchada desde hace unas semanas: “Es que me veo muy mal, no de cuerpo, pero de cara me veo… no sabéis cómo me levanto todos los días”.

María Pombo ha explicado que: “Me veo muy hinchada, estoy feliz de los 10 kilos que llevo encima, lo malo es la retención de líquidos de estas semanas y es que de verdad os digo que me levanto muy deforme”. Y de esta forma, la influencer ha recibido muchos mensajes de sus seguidores y se ha terminado atreviendo a subir una imagen de cómo se levantó el otro día: “Voy a subir la foto para que veáis de lo que hablo y así veis la otra cara de la moneda”.

De esta manera hemos podido ver cómo se levanta María Pombo por las mañanas y es que ya sabemos que estar embarazada es uno de los momentos más felices para muchas madres, pero también los más complicados ya que no todo es un camino de rosas. Aún así, le confiesa que le merece la pena todo esto por ver, dentro de unos meses, la cara de su primer hijo con Pablo Castellano.