Como toda influencer que se precie, María Pombo se encuentra disfrutando de unas merecidas vacaciones de las que buena cuenta nos da en su cuenta de Instagram. En esta ocasión nos ha dejado sin aliento. Embarazada de cuatro meses así de espectacular en bikini y sin ápice de barriguita incipiente ha navegado en la proa de un barco que surca el Mediterráneo que baña Mallorca.

Aunque hace un día ya compartió una instantánea con un mono corto con lazo en cintura en la que decía que se le notaba un poquito el embarazo, lo cierto es que María, con cuatro meses de gestación, sigue conservando su espectacular figura. Y,a juzgar por lo sonriente que sortea las olas, todo apunta a que las molestias y nauseas de los primeros meses se van apaciguando.

Ver esta publicación en Instagram

✨🐚

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Desde los meses de confinamiento hasta ahora, la vida de María ha sido un no parar de acontecimientos. A la noticia de su primer embarazo a sus 25 años se le han unido los primeros indicios de la esclerosis múltiple, una enfermedad que conoce de cerca ya que la padece su madre. Además ella y su marido, Pablo Castellanos, han estrenado casa, sin duda un hogar que han creado de cara a la llegada de Martín, el nuevo miembro de la familia que nacerá en enero del próximo año. Un bebé muy deseado para la pareja y que ya apunta a tener un carácter hiperactivo, tal y como ha comentado su madre tras la última ecografía que se hizo antes de irse de vacaciones.