Una montaña rusa de sentimientos encontrados está golpeando a María Pombo en los últimos días. Un deseado embarazo, una ansiada mudanza, un especial primer aniversario de boda con el amor de su vida, Pablo Castellano… y el temido resultado de las pruebas médicas a las que se sometió recientemente, que han diagnosticado que la influencer padece esclerosis múltiple.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con María después de este duro golpe que, sin embargo, afronta con optimismo dándonos a todos una lección de vida. Y es que sin perder la sonrisa, la modelo confiesa que prefiere pensar en cosas positivas y que no por su enfermedad va a dejar de celebrar su primer aniversrio de boda.