Las cosas no pueden irle mejor a María Patiño. En lo profesional está recibiendo un montón de oportunidades que acepta sin pensárselo dos veces. Sin embargo, esta racha de buena suerte podría tambalearse antes de lo previsto. Las críticas que recibe son cada vez más. Eso podría generarle a la periodista inseguridad. Por su parte, sus superiores sentirían desconfianza y miedo de seguir apostando por ella. Te desgranamos todos los detalles.

Un zasca que puede traerle muchos problemas

> Escasas semanas atrás salía a la luz que la periodista habría caído hace tiempo en las redes de Jesulín de Ubrique. Harta de tener que enfrentarse nuevamente a este rumor, se armaba de valor y cargaba duramente contra el diestro. “Desde hace veinte años esta leyenda me persigue y solo hay un responsable: tú, el torero. Me has convertido en una mujer despechada para restar credibilidad a las informaciones que daba sobre tu persona. No puedes convertir constantemente a la mujer en alguien de usar y tirar solo por defender tus intereses”, espetaba. Y aunque pensábamos que con esto se daba carpetazo al escándalo, nos encontramos ante un nuevo e inesperado asalto.

Días más tarde, tras la llamada de una espectadora a Sálvame comentando este supuesto affaire, daba la estocada definitiva. “No me da la gana dar explicaciones sobre mi vida personal. Quien se lo quiera creer, que se lo crea. Sé perfectamente que esto viene de él y lo puedo incluso demostrar. Tengo un as en la manga y lo tengo muy guardado. Lo sacaré cuando considere conveniente y cuando crea que es el momento. Yo no miento, y más en esto que me repercute a mí directamente”, amenazaba María.