Nos colamos en las lujosas casas de los colaboradores del programa más visto de la televisión Sálvame: Kiko Hernández, Raquel Bollo, Terelu Campos o Paz Padilla viven en unas mansiones equipadas con todo tipo de opulencias, desde salones de juego para los niños, piscinas exteriores e interiores climatizadas, gimnasios o vestidores a punto de reventar. Ya quisiéramos nosotros vivir en casoplones de tales características, mientras tanto vamos a seguir soñando y descubriendo todos los detalles que conforman sus espectaculares viviendas.

Así vive Kiko Hernández junto a sus hijas, Abril y Jimena

> ¡Rodeadas de juguetes! Así viven las hijas mellizas del colaborador más polémico de Sálvame Abril y Jimena. Kiko Hernández quiso dar una exclusiva de su nueva casa hace dos años a la revista Diez Minutos y gracias a ello pudimos saber que vivía en una casa de 500 metros cuadrados con 2000 de parcela, que la vivienda contaba con una cocina totalmente equipada, un espacioso salón con chimenea y piano, piscina exterior e interior, un gimnasio, billar y hasta un cuarto de juegos para las niñas.

Una amplia y espaciosa casa que también cuenta con un salón secundario con capacidad para hasta 16 personas, pero que sin embargo, sabemos que no disfruta de la compañía de tanta gente ya que así lo confesó ante la revista que ni tan siquiera haría fiesta de inauguración. “Ni la he hecho ni se la espera, no soy yo de fiestas. Soy más de invitar en plan tranquilo”, concluía.

Siguiente: El casoplón de Raquel Bollo y su marido Mariano