Sassa de Osma vuelve a tener tiempo para ella misma, aunque lo cierto es que ahora con sus dos mellizos precisamente le van a faltar horas del día para hacer todo lo que quisiera. Y es que ya saben que cuando una familia da la bienvenida a un nuevo miembro, el tiempo empieza a pasar tan deprisa que te tienes que quitar de hacer muchas cosas que hacías antes de ser madre o padre.

Bien, Sassa de Osma vuelve a cuidarse tras ser madre y es que la mujer de Christian de Hannover he ido a una peluquería de Madrid para arreglarse su cabello. A pesar de no contestar a ninguna de las preguntas de la prensa, nuestra protagonista nos deleitó con su bonita sonrisa.

Y es que ya sabemos que este matrimonio es uno de lo más discretos en cuanto a dar declaraciones, alejados siempre del foco mediático, intentan llevar una vida de lo más sencilla posible. Ahora, con la llegada de Claudia y Nicolás, los dos enamorados tienen que estar viviendo uno de los mejores momentos de su vida.