Malú aún no ha abierto la boca, pero hay cosas que hablan por sí solas. Poco antes de dejarse ver por primera vez desde que saltara a la luz la identidad del hombre que le ha robado el corazón, la exitosa cantante ha enviado un brutal zasca a María Patiño, una de sus principales detractoras. La guerra solo acaba de empezar…

El incompresible relato de María Patiño

> La presentadora de Socialité compartía varias informaciones que, curiosamente son completamente contradictorias. Por un lado aseguraba que entre Malú y Albert Rivera no había nada pero que a los protagonistas no les convenía desmentirlo. Pura estrategia. De esta manera se desviaba la atención y no salía a la luz la verdadera relación de uno de ellos. “Hay una información en determinados círculos periodísticos en las que se plantea que detrás de esta relación se está tapando a una relación que afecta a uno de los dos. Todo podría ser una tapadera”, aseguraba Patiño.

Sin embargo, días más tarde ella misma tiraba por tierra su teoría y aseguraba que la artista y el líder naranja van muy pero que muy en serio. Tanto que estarían buscando casa para comenzar una convivencia. En el programa de María Patiño, una reportera contaba que la pareja estaba interesada en alquilar algo en La Finca. “Han visitado una casa muy famosa porque en ella se ruedan anuncios.  Tiene 2.700 m² divididos en dos plantas, con una parcela de 14.000 m², cinco habitaciones, siete cuartos de baño, espacio extra para el servicio, un garaje con capacidad para nueve coches, salón muy amplio, grandes ventanales y muy luminoso”, aseguraba. Lo que nadie esperaba es el tremendo zasca que haría Malú. Entérate a continuación.

Siguiente: La magistral jugada de Malú