Parece que Kiko Jiménez y Sofía Suescun podrían haber puesto punto y final a su historia de amor, pero mientras las especulaciones crecen en redes sociales, la pareja ha optado por el silencio absoluto. Quien sí ha querido pronunciarse ha sido Maite Galdeano, que lejos de arrojar luz a la situación solo ha conseguido todo lo contrario.

Los rumores señalan que Sofía y Kiko podrían haber roto.

Los malos rollos habrían comenzado después de que Kiko confesara que su suegra le parecía una maleducada y que a veces se avergonzaba de su comportamiento, unas declaraciones que no sentaron para nada bien a la madre de Sofía Suescun que respondió al ataque con dureza. A esta polémica se ha sumado también Carmina, la madre de Kiko, que en unas grabaciones cargaba contra la novia de su hijo, asegurando que Sofía le iba a arruinar.

¿Ha sido esta la gota que ha colmado el vaso? Pues podría ser que sí, pero nos toca esperar a que sus protagonistas nos aclaren su relación. Lo que está claro es que ahora mismo se encuentran en casas separadas y Sofía ha vuelto al lado de Maite, mientras Kiko se ha quedado solo en la casa que compartían en Madrid, a pesar de que Maite no quiera confirmarlo aunque no pueda ocultar su rechazo al que ha sido el novio de su hija. ¿Ruptura a la vista?