La hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera vuelve a tirar de redes sociales para pedir apoyo y respeto. Lucia Rivera está cansada de las críticas que recibe a lo largo del día; por todo aquello que la ocurre en su vida.

Una de las múltiples frases que Lucía ha querido enviar a sus haters, ha sido a través de Instagram: “No entiendo porque tanta inquina y tanto odio hacia mí, simplemente por ser adoptada por mi padre (cosa que yo no he decidido, ni nadie le ha obligado a hacerlo)”. Esta ha sido una de las razones por la que siempre se le ha criticado a la hija de Blanca Romero; debido a que fue Cayetano el que tomó la decisión de adoptarla cuando su madre estaba embarazada de ella.

Lucía Rivera

Desde que salió a la luz su relación con Marc Márquez; han sido muchas las personas que han aprovechado para atacar esta relación junto al campeón del mundo de motociclismo. Ha sido la revista ¡Hola! quién descubría este miércoles; en exclusiva, las imágenes de la relación tan bonita e intensa que ambos dos tenían.

Unas imágenes que han dado que hablar

Lucía Rivera y Marc Marquez en Barcelona

A partir de que estas imágenes salieran a la luz; no han parado de lloverles críticas. Ha sido por esto; por lo que Lucía no ha aguantado más y ha estallado en redes sociales explicándolo claramente a través de un Instagram Stories

La modelo en su mensaje tan intenso de Instagram; ha explicado claramente los valores que ha aprendido desde que era niña: “Si algo me han enseñado en mi casa es a no pisar a nadie, y menos sin motivos y sin tener ni idea, ni haberme puesto sus zapatos…Nadie es más que nadie”. Ha continuado diciendo, que no ha hecho nada malo y que a nadie le gustaría encontrarse en la situación que ella está viviendo; debido a que están hablando mal de sus seres querido.

La publicación de Lucia Rivera en Instagram

“No olvidéis que tengo 20 años y sentimientos al igual que todos” ha dicho la modelo. Y ha querido concluir toda esta reflexión que ha hecho en Instagram; para defender a su madre y dedicarla esta frase: “Por cierto, tengo una madre maravillosa y auténtica“.