La guerra entre la escritora y la actriz viene de muy atrás. Ambas participaron en el reality ‘Campamento de verano’ que emitió Telecinco en el verano de 2013. Meses después, concretamente en noviembre, Pont aparecía en portada de la revista ‘Primera Línea’ y declaraba que la vasca “no se había cambiado de bragas durante todos los días que concursaron en el programa ‘Campamento de verano”.

Cuando Lucía fue consciente de estas afirmaciones no dudó en escribir una brutal entrada en su blog bajo el título “Mónica Pont fue prostituta” y en su relato expresaba que “Si hay que argumentarlo, lo argumento y lo argumentaré en un Tribunal. Puedo incluso citar la presunta agencia de modelos que gestionaba sus servicios  y que incluso en su día me lo ofreció a mí”.

Mónica Pont no dudó en demandar a Lucía Etxebarría por estas acusaciones y el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Alcobendas condenó a la escritora a pagar 10.000 euros, una sentencia que su abogada, Cynthia Ruiz, recurrió y además solicitó que se rebajase la condena a 1.000 euros. 

El pasado 18 de abril, la Sección 25 de la Audiencia Provincial Civil de Madrid emitía la sentencia en la que se informaba de la rebaja de la condena de 10.000 a 3.000 euros que la escritora tenía que pagar a la actriz por intromisión ilegítima al honor. En declaraciones exclusivas para Vanitatis, Mónica Pont afirma que “estoy contenta con esta sentencia porque me da nuevamente la razón. Por dos veces Lucía Etxebarria ha sido condenada por vulneración de mi honor. Evidentemente con la rebaja de la indemnización no estoy contenta. Y no por el importe de la indemnización en sí, que es lo de menos, sino por las razones que se dan para rebajar esa indemnización. En palabras de mi abogado, Rafael Caro, sorprende la sentencia en esta segunda instancia porque se fija la indemnización no en función al derecho vulnerado sino en función al beneficio que puede haber obtenido el que hace esa vulneración. Es decir, como Lucía no sacó rédito económico con esos insultos, mi honor vale menos, lo que en definitiva nos plantea que no se ha cuantificado el derecho al honor de ‘Mónica Pont’ sino el derecho al insulto de Lucía Etxebarria, motivo este por el que, aunque no sea materia propia de recurso, nos estemos planteando presentarlo ante la siguiente instancia. Insisto, no por el importe que se dice, sino por las razones dadas para fijar ese importe”.

Señalar con el dedo acusador es muy sencillo a la vez que peligroso. Las consecuencias legales son taxativas y lo de Mónica Pont  no es un caso aislado. Muchas famosas y celebrities de nuestro país han sido acusadas de lo mismo. ¿Quieres saber quiénes? Os lo contamos:









Hubo una época en la que no se hablaba de otra cosa: los famosos books donde famosas de todo tipo y condición buscaban dinero a cambio de sexo. María de Mora desveló en varias entrevistas que ella era una de las madame que manejaba el cotarro. Algunas desmintieron su vinculación. Otras, en cambio, no tuvieron más remedio que reconocerlo.

Ivonne Reyes vuelve a ser actualidad por su participación en Gran Hermano VIP y por su conflicto con Pepe Navarro. Lo que la venezolana ignoraba es que quizá con la entrada al reality ha levantado muertos que el gran público ya tenía olvidados. María de Mora en el año 2010 se sentaba en un programa de televisión y afirmó que la presentadora era una de las personas famosas a las que ella representaba. ¿El precio por una de esas famosas cenas con la bellísima venezolana? 12.000 euros.

ivonne-reyes