Reina Letizia

Como reina, Letizia debe seguir un protocolo muy estricto escrito desde hace siglos. No puede hacer lo primero que se le ocurra, a pesar de que sus ideales le digan lo contrario. Letizia está al borde entre ser reina o periodista, ciudadana o aristócrata. Ella, por encima de todo, se considera, o consideraba, humana, pero también Reina de España. Es por eso por lo que piensa que las normas las pone ella. Pero ya están puestas desde hace mucho tiempo.

A continuación vamos a conocer algunos errores de protocolo de la reina Letizia que no debería haber cometido, ni siendo humana ni siendo reina. Han sido inaceptables.

Letizia y su primera falta de protocolo

Primera aparición pública de Letizia y Felipe.

Esta fue la primera salida de protocolo y, quizá, la que hizo que el resto salieran. Para algunos esta ha sido la metedura de pata más grande de Doña Letizia. Pero para otros se quedó en una simple anécdota por el hecho de que ella no estaba nada acostumbrada a este tipo de situaciones.

El día 6 de noviembre de 2003, el príncipe Felipe presentó a los medios de comunicación a su prometida, Doña Letizia. Y fue ahí cuando escuchamos el famoso ‘Déjame terminar’ de Letizia al futuro rey de España. Fue ahí donde se vio que Letizia tenía un gran carácter y que, por supuesto, estaba muy nerviosa en ese día tan señalado.

Aquí tenemos el vídeo que lo demuestra:

El retoque de maquillaje en la Pascua Militar

Letizia retocándose en la recepción de la Pascua Militar.

>  Además de mostrar poco respeto por las personas en general por los actos que suele cometer en público, la Reina Letizia mostró muy poca educación en esta situación, algo que nunca debería hacer y que le han dicho ya cientos de veces.

Letizia decidió retocarse el maquillaje en mitad de una recepción, con Mariano Rajoy frente a ella. Una auténtica falta de respeto hacia su persona y hacia el país en general ya que, en ese momento, Mariano Rajoy era el Presidente del Gobierno.

Se trataba de una recepción por el día de la Pascua Militar que se celebró en el Palacio Real. La reina no tuvo ningún pudor y sacó un pequeño espejo del bolso. ¿No podría haber ido al baño para hacerlo? Es una auténtica falta de respeto, tanto para Felipe como para los invitados. Todo el mundo la miraba sorprendido, y no nos extraña ya que, seas quien seas, es un gesto muy feo. Parece que Letizia nunca aprenderá a comportarse en público.

La falta de protocolo de Letizia el día de la proclamación de Felipe VI como Rey de España

El día de la proclamación de Don Felipe era un día importante para todos ya que cambiarían su posición social. La cuestión es que incluso en ese día, Doña Letizia tuvo una actitud ridícula con el que es su marido, o al menos fue un gesto feo para muchas personas.

En el año 2013, al salir del Palacio de la Zarzuela para ir al Congreso de los Diputados, Letizia, la actual reina consorte, prefirió acompañar a sus hijas hasta el coche que las iba a llevar hasta la Cámara Baja, por lo que dejó a Felipe, su marido, plantado durante algunos minutos sin saber muy bien que hacer.

Ha sido una de las faltas de protocolo más criticadas. La reina consorte debería haber seguido el protocolo en esta ocasión tan importante.