Cuando se observan los automóviles que gastan algunas de las figuras más relevantes del panorama español queda más que claro que el coche es uno de los grandes símbolos del status social, una extensión del propio éxito que se haya tenido en la vida. Pero algo iguala a todos los mortales a la hora de tener un coche: su cuidado y mantenimiento. Siempre necesitarás tenerlo a punto con productos como los que encontrarás en autoloco.es.

Veamos ahora cuáles son los coches que lucen algunas de las personalidades más conocidas e influyentes de nuestro país.

Rafael Nadal

El considerado por muchos como mejor deportista español de todos los tiempos, con casi una veintena de torneos de Grand Slam a sus espaldas, es un reconocido amante de los coches.

Entre la portentosa colección de coches del tenista de Manacor destacan su Ferrari 459 Spider y su elegante y precioso Aston Martin DBS.

Fernando Alonso

No vamos a descubrir ahora que el mejor piloto automovilístico español de todos los tiempos es un enamorado de los coches. Faltaría más. Su conocimiento del motor es tal que sus más allegados aseguran que sería capaz de convertir una batidora en un bólido supersónico.

El bicampeón del Mundial de Fórmula cuenta entre su notable colección con un Lamborghini Murciélago LP640 y un Ferrari LaFerrari.

Florentino Pérez

El presidente y fundador de ACS es una de las figuras más influyentes de España, no solo por su relevancia empresarial, sino especialmente por ser el presidente del Real Madrid, que bajo su dirección ha logrado algunos de los mayores éxitos de su historia.

No es sorprendente que el coche que utiliza en el día a día sea un Audi A8, si se tiene en cuenta que la firma alemana es uno de los más importantes patrocinadores del club blanco.

Amancio Ortega

Poseedor de la mayor fortuna de España, y de una de las más grandes del mundo, es, sin embargo, un hombre que se caracteriza por su discreción y falta de ostentación.

En los tiempos en los que Inditex, que engloba al conjunto de empresas de Ortega, comenzaba a dar muestras de ser uno de los negocios más rentables del mundo, don Amancio lucía uno de aquellos legendarios Seat 600, que marcaron a varias generaciones de españoles.

Sin embargo, con el tiempo el empresario se fue decantando por modelos más potentes, siendo su favorita la marca alemana Mercedes-Benz. Esto no quiere decir que haya renunciado a la discreción: con su fortuna, un Mercedes Clase S es como para el resto de los mortales un patinete.

Jorge Lorenzo

La velocidad es la velocidad, y a quien el gusta lo mismo le da pisar el pedal en un coche que en una moto.

El motorista Jorge Lorenzo, pentacampeón del mundo, lo tiene claro: su Porsche 911 GT3 RS, uno de los más potentes del mundo, es el favorito de su colección.

Alejandro Sanz

El popular cantante, que lleva ya más de 30 años cosechando éxitos, es bastante discreto en relación con los coches.

Para no llamar demasiado la atención prefiere moverse en el día a día con un clásico Range Rover, que aunque sea un vehículo refinado y lujoso, está lejos de esos explosivos deportivos que tanto les gusta lucir a las estrellas de la música.

Los coches son extensiones de nosotros mismos, de nuestra propia personalidad, y en ocasiones son incluso nuestra carta de presentación. La imagen de nuestro vehículo tiene mucho que ver con la que el mundo tenga de nosotros. Por eso, se sea o no famoso, siempre hay que cuidarlo casi tanto como a nosotros mismos.