Hablar de familia real empieza a ser complicado. Los que ayer fueron, hoy ya no son. El asunto es que cada uno va por su lado. Doña Letizia ha conseguido cerrar el círculo y en él solo tienen cabida Leonor, Sofía, don Felipe y ella. La relación con la familia del rey es inexistente. Sorprende que don Felipe no se haya plantado. Lo que demuestra que los lazos con sus padres y hermanas son jirones. La reina orquestó una venganza contra sus suegros pero se ha vuelto en su contra. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Letizia arrastra a Felipe

Letizia

> Doña Letizia ha conseguido que su propósito de priorizar la vida privada sobre la institucional sea algo que también comparta don Felipe. El caso es que la pareja no está por la labor de renunciar a fines de semana de descanso y vacaciones privadas en verano. Por supuesto, todo fuera del ojo público. Se consideran actividades privadas y no se ofrece información al respecto. El hermetismo es tal que muchos cronistas han decidido no telefonear al departamento de prensa de Zarzuela porque es una pérdida de tiempo.

Don Felipe empezó a adiestrarse en tareas propias de su rango siendo un niño. Acompañaba a su padre a ciertos actos con los que fue familiarizándose con su condición de heredero. En el caso de la princesa Leonor, los tiempos son diferentes. Sus padres decidieron resguardarla, también a su hermana, totalmente durante la etapa infantil. No se facilitaban fotografías ni dossier de prensa alguno sobre los gustos, costumbres u aficiones de la heredera.

Siguiente: Letizia sale malparada contra sus suegros