De todos es sabido que la reina Letizia tiene mucho carácter, como ya demostró prontamente el día de la pedida oficial frente a la prensa, mandando callar al entonces príncipe. También que tiene enemigos y que ella misma los tiene o al menos veta, además de sus desavenencias familiares más o menos conocidas como con la misma reina Sofía. Pero, al fin y al cabo, es la familia política. Lo peor es que también le pasa con su familia de sangre, como ahora veremos con una díscola miembro que al fin Letizia se puede quitar de encima. Ahora te mostraremos la historia y por qué.

El familiar que trae de cabeza a Letizia

Sí, al margen de todo lo dicho hay una mujer en la familia de Letizia que ha traído hace tiempo a la reina por la calle de la amargura. Nos referimos a su sobrina, Carla Vigo, la hija huérfana de Érika Ortiz. Primero la dieron un toque de atención por hablar más de la cuenta en sus redes sociales. La joven intentó mantener un perfil bajo pero no aguantó más y no estaba dispuesta a callar.

¿Resultado? No sólo volvió a hablar sino que fue peor el remedio que la enfermedad porque al final pudo su perfil diametralmente opuesto a la realidad de Letizia. ¿A qué nos referimos con ello?