La reina Letizia es una mujer ocupada y preocupada por Leonor y Sofía. Hasta aquí, todo normal. El problema estriba en está obsesionada con sus hijas. Quiere protegerlas a toda costa del ojo público. Esto la ha llevado a ser protagonista de un bochornoso incidente ante la opinión pública. Parece que doña Letizia calienta motores de cara a su próximo encuentro con doña Sofía. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación

Letizia tropieza con la misma piedra

> El exceso de celo que doña Letizia tiene en cuestión de fotos a sus hijas ha provocado más de un encontronazo. A lo explicado en la página anterior, se une otro ocurrido durante la cabalgata de Reyes de Pozuelo. La reina tuvo un encontronazo con una anónima ciudadana que quiso hacer una foto a Leonor y Sofía con su móvil. Y como era de esperar, lo impidió. ¿El motivo? Que la imagen en cuestión pudiera ser compartida en redes sociales.

Quienes fueron testigos de la situación no salen de su asombro. Ciertamente, si su deseo es que nadie pueda captar a las niñas, mejor no asistir a actos públicos y mezclarse con los ciudadanos de a pie. Hoy en día, cualquiera lleva el móvil a mano y puede hacer fotografías. Pues no, si Leonor y Sofía están presentes, no hay  flash que valga.

Siguiente: Leonor y Sofía, ¿condenadas al fracaso?